La Accesibilidad en Comunidades de Propietarios es una obligación desde el 4 de diciembre de 2017

Durante mucho tiempo el concepto de Accesibilidad en Comunidades de Propietarios, hacía referencia únicamente a las mejoras en los entornos físicos.

Obras de Accesibilidad en Comunidad de Propietarios en Fuengirola (Málaga)

Este concepto ha evolucionado y actualmente se entiende por accesibilidad un extenso conjunto de medidas muy diversas.

Esta idea de accesibilidad universal significa que un entorno es plenamente accesible cuando todos los caminos de ese entorno son accesibles. Una persona con discapacidad no vea interrumpida o dificultada la realización de sus actividades porque uno de los caminos, un entorno o espacio, no es accesible.

Dotar de accesibilidad en comunidades de propietarios constituye para las personas con discapacidad y las personas mayores una necesidad básica. Que conecta con derechos humanos fundamentales tales como la libertad de desplazamiento o de comunicación o el de disfrutar de una vivienda digna.

El pasado 4 de diciembre de 2017 fue la fecha límite para la entrada en vigor, del Real Decreto Legislativo 1/2013. Por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.

El cual establece;

“Todos los inmuebles de viviendas existentes deben disponer por ley de itinerarios accesibles a todas las zonas comunes, para garantizar que todos los vecinos tengan acceso en las mismas condiciones”

Los trabajos de adecuación para facilitar la accesibilidad universal no deben resultar una carga desproporcionada para los vecinos, por lo que la Ley 8/2013 de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, que modifica los artículos 10 y 17 de la Ley de Propiedad Horizontal, ya contempla los posibles supuestos.

 

  1. Si el coste total de las obras no excede las doce mensualidades de gastos de comunidad por vivienda, los trabajos deben ser abonados a partes iguales por todos los vecinos.
  2. Cuando las obras de adaptación superen las doce mensualidades mencionadas; cuando eso ocurre es necesaria la convocatoria de una junta directiva y el acuerdo ha de ser adoptado por el voto favorable de la mayoría de los propietarios, estando los demás obligados también a abonar hasta el límite de la cuota anual de comunidad.

 

A modo de conclusión es importante conocer lo que implica, tanto a nivel legal como, a nivel de ejecución la adaptación de la ley. Para que una comunidad de propietarios sea accesible a cualquier persona con alguna discapacidad.

Por lo que os dejamos la “Guía para la Gestión de actuaciones y obras de mejora de accesibilidad en Comunidades de Propietarios”. Es una guía viva, actualizada al momento sobre posibles cambios normativos o de cualquier otra índole que se han considerado convenientes para facilitar la gestión de actuaciones y obras de mejora de accesibilidad en Comunidades de Propietarios.

 

De todas formas siempre se puede optar por el asesoramiento e información de un Arquitecto Técnico, especialista en accesibilidad, que le podrá ayudar en resolver las dudas y las necesidades que se planteen. Para la adaptación de su comunidad de propietarios.